miércoles, 28 de marzo de 2012

bajo una montaña

Source: google.co.nz via Ana on Pinterest


bajo una montaña de colores primaverales aparecen dos brazos y una cara agobiada: es que ¡¡no encuentro nada!! dice, después de pasar una hora recorriendo la tienda a derecha y a izquierda, dando vueltas a las perchas, desplegando modelos imposibles y moviendo una y otra vez la cabeza.

Él la mira desde su puesto de "segurata", en la puerta del local, con cara de "quécosashayquehacerpara mantenerlapazfamiliar" y duda si responder al comentario ...o seguir callado.

Ella, -por si él no lo ha entendido bien- le explica: de verdad que no veo nada interesante, no me acaba de convencer la ropa de este año y mira y remira esa montaña  ¡qué digo montaña, esa cordillera completa! de prendas que la sobrepasan.

"A las mujeres no hay quien las entienda" -bueno, alguien debe haber pero no soy yo- piensa y, con el saber que da la experiencia,  la mira con cara seria y le contesta "si, a mi también me ha parecido que no hay nada interesante".
Realmente le hubiera apetecido decirle "nadie lo diría con todo ese arsenal que llevas entre manos" o "pues has tenido tiempo de encontrar algo con todo el tiempo que hemos estado" pero,  en estos casos ...mejor no llevar la contraria.
Algún día espera que impere el espíritu práctico: ¿Que necesitas una camisa?. Entras, te pruebas dos, eliges una -o si puede ser las dos que así ya tienes resuelto el tema para una temporada-, la pagas ... y,  ¡a otra cosa, mariposa! pero ... parece que ir de shopping y el pragmatismo son conceptos algo reñidos.

De momento ha superado la prueba sin demasiados problemas: sólo queda aguantar la cola para pagar  y buscar sitio junto a otros "compañeros" en la siguiente puerta, en  la siguiente tienda.

10 comentarios:

  1. jajajajaja!!! Muy divertida la entrada de hoy!! Eres una artista....enganchas con todo tipo de escritos...y supongo q eso no es nada fácil! Enhorabuena!!
    leire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Leire,

      ¡Me encanta leer tus opiniones!

      saludos :))

      Eliminar
  2. Genial guapa, como siempre.
    Justo esta mañana he estado yo de compras, pero para mis enanos y me he vuelto loca con las tallas... grande en una la 3; pequeña en otra la 4... IMPOSIBLE. Al final me he venido con un cargamento y veremos lo que devuelvo (porque siempre es mejor eso que ir de tiendas con ellos).
    Mira, dos temas interesantes para tu "mente creativa".
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Helena,
      ¡ay las tallas! No me hables de ese tema que, multiplicado por tres es para volverse locos.

      Gracias como siempre guapa :)

      Eliminar
  3. jeje A mi me gusta ir de compras sola, a ser posible. Así puedo mirar, remirar y tardar todo lo que quiera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maribel,

      Si, esto va a gustos.
      A mi me da mucha pereza ir sola ...

      besos :)

      Eliminar
  4. Dos formas de entender las compras ? la del hombre y la de la mujer, jejeje. Solo hay una buena ?, son las dos buenas ? Así es la vida ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas buenas pero como siempre ...¡diferentes!

      Eliminar
  5. ¿Todavía sales acompañada de tiendas, y no precisamente por una amiga? Si te digo yo, que tú de terrenal tienes poco..., jajaja.
    Besototes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Débora,

      Acompañada cuando quieren acompañarme ...que a veces se niegan je,je.

      besos :)

      Eliminar

gracias por participar!