miércoles, 30 de octubre de 2013

Máquinas de besos



Enciende el interruptor con su dedito pequeño (ahí, en ese punto justo de la pared donde aparentemente no hay nada), luego gira sus manitas a la izquierda, a la derecha, una y otra vuelta y sonríe con picardía mientras se pone a fabricar...

La máquina de besos no consume gasolina ni lleva pilas.  También está programada para hacer abrazos.
No tiene instrucciones y a los mayores a veces les cuesta entender cómo funciona. Los niños no tienen ninguna duda.

Si tienes la suerte de encontrarte una,  pon tu cara cerca, cierra los ojos  y ... ¡disfruta!



9 comentarios:

  1. Si encuentras la máquina aprovéchala que cuando aparece la adolescencia la máquina se para.
    Gracias por deleitarnos con tus escritos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si voy a exprimirla al máximo mientras dure ;-))

      Eliminar
  2. Me encanta esa máquina. Yo aún tengo dos funcionando en casa y me aprovecho y las disfruto :). Magic

    ResponderEliminar
  3. Mis dos máquinas de besos son incombustibles... y yo feliz de que así sea¡¡¡¡ MUAKKKK

    ResponderEliminar
  4. En mi casa funcionan, hay una que ademas hace caricias y dice: esto son mimos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Viva esa tecnología punta, esa productividad y ese espíritu de mejorar día a día la producción. Su lema: Clientes felices. Su gerente y dueño: mi hijo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo un montón en el trabajo!!! y me encantan!!!
    Muchos besos para ti también :)

    ResponderEliminar

gracias por participar!